Meditación y Tecnociencia

tecnociencia

La meditación une e integra el espacio que ha surgido en la cultura moderna entre la ciencia y la sabiduría. La tecnología ha transformado nuestra forma de vivir. También la ha dañado. Necesitamos urgentemente un nuevo enfoque, una nueva perspectiva sobre la ciencia. Dentro de este contexto, científicos y meditadores  – y meditadores científicos –  se reunieron, en el Seminario de Meditatio “Ciencia y Tecnología” celebrado en Barcelona en 2015, para analizar y explorar cómo la investigación científica podría llegar a beneficiarse también de un enfoque contemplativo.

La crisis ecológica de nuestro medio ambiente exige no solamente de innovaciones tecnológicas sino además de un cambio de conciencia y valores. En 2016, otro seminario de Meditatio sobre “Meditación y el Medio Ambiente” tendrá lugar en Sídney, Australia. Para más información, pinche aquí.

Para contactar con el coordinador de Meditatio sobre Ciencia y Tecnología escriba a Marco Schloremmer (marco.schorlemmer@gmail.com).

Ver vídeos Seminario de Meditación en Barcelona.

Meditación y Ciencia

Por Shanida Nataraja

Durante los últimos años, se ha llevado a cabo un gran volumen de investigación sobre los efectos de la meditación en el cerebro, en la mente y en el cuerpo del meditador. De estos estudios de investigación hemos adquirido un conocimiento mas profundo sobre los efectos a corto y largo plazo de la meditación.

Los resultados de estas investigaciones revelan que los seres humanos estamos diseñados para percibir no solamente la realidad ordinaria sino además estados de conciencia mas amplios. Los diferentes métodos de meditación acaban desencadenando una serie de procesos y activando numerosas estructuras dentro del cerebro humano que resaltan nuestra capacidad de acceder a estos estados ampliados de consciencia.

La atención constante inherente a la práctica de la meditación desencadena una cascada de eventos en el cerebro que generan cambios tanto en la estructura como en la actividad del cerebro, tanto a corto como a largo plazo. De estos cambios, uno de particular importancia es el trasvase de actividad exclusivamente del hemisferio izquierdo del cerebro a la totalidad del cerebro integrando actividades intuitivas y creativas con las lógicas y racionales. Otros estudios revelan un mayor control sobre estados emocionales, un control consciente sobre las respuestas más básicas – fight or flight – ante situaciones de estrés y la pérdida del sentido del “yo”. Estos resultados ofrecen una explicación racional y científica de la experiencia subjetiva de la meditación y ponen de manifiesto que nuestros cerebros están diseñados de tal forma que la tecla correcta – como la meditación – pueda desencadenar este potencial escondido.

A través del maoa que está emergiendo de las estructuras del cerebro, y de los sistemas involucrados en el proceso de la meditación, podemos entender mejor los cambios a largo plazo en la salud física, psicológica, emocional, y cognitiva asociados a la meditación. La practica estructurada de la meditación ofrece beneficios al meditador en términos de reducción de estrés y mejora de la salud cardiovascular, la función inmunológica, y las defensas ante enfermedades. La meditación también genera cambios cognitivos y psicológicos ante la depresión y la ansiedad y desarrolla  habilidades cognitivas como la atención, la toma de decisiones y la resolución de problemas. Estos frutos de la meditación han fortalecido la evidencia que apoya el uso de la meditación en ciertos entornos clínicos, como en el caso de personas con depresión o aquellos que luchan contra el cáncer así como en nuestra vida cotidiana, en nuestro trabajo, en nuestros colegios, y en nuestras prisiones.

Para obtener más información , consulte la edición revisada y actualizada de The Blissful Brain: Neuroscience and Proof of the Power of Meditation, disponible en e-book en Amazon.

Para saber más acerca de la Meditación y el Medio Ambiente pinche aquí.